Fotos y selfies…¿cómo influyen en nuestra imagen personal?

¿Quién no soñó alguna vez con ser la heroína invencible que nos muestran en las películas de acción?

¿Quién no soñó alguna vez con tener un cuerpo espectacular, bien formado y esbelto?

¿O simplemente poder usar las prendas ajustadísimas y botas altas para parecernos a la “chica ideal”?

Todo esto alguna vez nos pasó, ¡seguramente!

Y no está mal querer parecerse a la chica invencible. Ni fantasear con tener a todos los chicos lindos a nuestros pies…

Pero ¿qué pasa cuando sin querer estamos proyectando una imagen de “chica felina” tipo Gatúbela y después nos molestamos cuando nos llegan mensajes indeseados por Facebook o Twitter, o a través de cualquier red social en la que interactuamos con otras personas y nuestras fotos están expuestas? Y no hablo solo de un álbum privado sino simplemente de la foto de perfil…ésa que en pocos segundos habla de nosotras y transmite parte de nuestra identidad, de nuestra forma de ser y de nuestra forma de comunicarnos con los demás.

Más importante aún es cuando esas fotos “felinas” las usamos como perfil en redes sociales laborales y cito como ejemplo a Linkedin, que es la más conocida.

Así como nuestra vestimenta, nuestros gestos, nuestra forma de hablar, de mirar, etc. hablan de nosotros, la foto lo hace en sólo un instante, es verla e imaginarse cómo es esa persona. Como no tenemos la oportunidad de hablar con ella y ver qué piensa, cómo se desenvuelve, nos quedamos con la primera impresión virtual.

Y si esa primera impresión no nos identifica, no dice quiénes somos realmente, entonces estamos proyectando una imagen que no queremos, no es la imagen personal deseada.

Tengamos cuidado al elegir en qué redes sociales nos mostramos y de qué manera. Y recordemos que la primera impresión, si es negativa, es muy difícil de revertir. Mucho más cuidadosos debemos ser si estamos buscando empleo, ya que la empresa a la que aspiramos ingresar puede ver nuestros perfiles, leer lo que publicamos y dejarnos fuera del proceso de selección, sin siquiera darnos la oportunidad de una primera entrevista.

Te aconsejo entonces que hagas un análisis de las fotos que publicás antes de que te perjudiquen…

Usemos las redes sociales a conciencia y evitemos proyectar una imagen personal que no queremos: cuidemos también nuestra reputación online.

 

imagen personal gabtubela  gatubela imagen personal reputacion online