Redes Sociales y Posicionamiento SEO

Redes Sociales y Posicionamiento SEO

La pregunta que recibimos muy frecuentemente de nuestros clientes es si las redes sociales afectan al posicionamiento SEO (es decir, en los buscadores, como Google). La respuesta es sí!

A la hora de posicionar un sitio web, para Google no es lo mismo uno cuya presencia online es sólo a través de unas cuantas páginas estáticas, sin perfiles sociales, que un sitio web con gran presencia en las redes sociales: seguidores e interacciones con su contenido publicado (me gusta, comentar, compartir o retweets). Esto quiere decir que una marca o empresa que tenga un sitio web bien diseñado y desarrollado para los buscadores, con buena actividad en las redes sociales, tendrá más chances de estar mejor posicionada en SEO.

Para Google, hay varios factores que demuestran la autoridad o popularidad de un sitio web, parte de ellos, desde hace unos años,  son también las redes sociales. Cuanto más compartido o comentado sea un artículo o un post en perfiles sociales, mayor será el valor o interés que demuestre para los usuarios.

Redes sociales y posicionamiento SEO: sí afectan!

Ahora bien, para contar con unas redes sociales que sean atractivas para nuestro público objetivo, tenemos que ofrecerle contenido de calidad, que le genere interés,  y que le “hable en su lenguaje”. En las redes, como en la vida, no es lo mismo hablarle a una persona de 18 años, que a una de 50 años; así como no es lo mismo hablarle a alguien que ama la música clásica, que a otra enamorada del estilo house. Se trata de  desarrollar un contenido pensado e implementado para captar la atención de nuestro target. Esto no quiere decir que debamos omitir la inversión en publicidad, muy por el contrario, al menos en una primera instancia, debemos promocionar nuestro contenido en las redes sociales, porque si nuestro contenido es fantástico, pero no lo ve nadie, no habrá interacción posible con él.

Por último, si nuestro contenido es de valor y lo publicitamos para difundirlo a través de las redes sociales, el tipo de usuarios que nos siguen también es un factor importante para alcanzar una interacción eficaz: no queremos “10.000 seguidores zombies”, queremos fans reales que interactúen (pongan me gusta, compartan, comenten nuestros posteos). Entender la segmentación, a quién nos dirigimos, y qué les interesa, es parte esencial para que nuestras redes sociales afecten nuestro posicionamiento SEO, nos ayuden al posicionamiento de nuestro sitio web en forma positiva.

Hoy en día, las redes sociales que más afectan el posicionamiento SEO son: Facebook, Twitter, y Google+. ¿Hay que estar en las tres? Como siempre decimos a nuestros clientes: hay que estar en las que tienen sentido para nuestro negocio. Contar con un community manager que entienda y siga una estrategia nos ayudará a administrar nuestras redes sociales de manera eficiente.

Asesoramiento de Imagen: su importancia  en nuestro outfit

Asesoramiento de Imagen: su importancia en nuestro outfit

Si pensamos en la Imagen como un todo, como un valor agregado que le damos a nuestra identidad, vamos a poder entender por qué es tan importante contar con herramientas a la hora de elegir nuestra vestimenta. Un asesoramiento de imagen va a permitir que logremos transmitirles correctamente a los demás quiénes somos.

Elegir nuestro vestuario y accesorios no se trata sólo de estar a la moda o de tener lo último en tendencia de la temporada.

Cuando nos vestimos, proyectamos una Imagen, positiva o negativa, aunque, la mayoría de las veces, no seamos conscientes de ello. Por eso, son más comunes de lo que pensamos, las situaciones en las que alguien le comente a otra persona: “¿Cómo te pusiste eso?” Y es en ese momento en el que quien reciba el comentario tomará conciencia de que tal vez haya algo que genera un “cortocircuito” en su apariencia… ¿Alguna vez te pasó?

Esto se potencia, por ejemplo, si elegimos un outfit con símbolos políticos o ideológicos…, así como prendas o colores no aptos para determinadas ocasiones.  Podrá haber objetos de nuestra apariencia que generen rechazo inmediato en nuestro entorno por su contenido, por su significado, ya sea tácito o explícito.

No se trata de vestirse para los demás sino de elegir prendas que reflejen nuestro estilo personal sin olvidar la importancia de que sea coherente con lo que hacemos o decimos. La vestimenta habla por nosotros!

Algunos clientes que nos solicitan un asesoramiento de imagen, sienten que eligen un vestuario que no los representa, que no refleja quiénes son o, lo que es peor, que incluso muchas veces contribuye a generarles una primera imagen negativa.

Nuestra imagen es lo primero que captarán los demás sobre nosotros, en nuestras interacciones sociales, laborales, etc, y será sólo en cuestión de segundos. Por eso es importante que esa primera impresión que generemos sea positiva, y que permita abrirnos oportunidades de mostrar nuestras capacidades, nuestras pasiones, nuestros talentos, etc. Una primera mala impresión se transforma en un obstáculo que, muchas veces, no se podrá sortear.

Un asesoramiento de imagen permite descubrir la coherencia entre nuestra personalidad y lo que transmitimos a los demás, respetando la forma de nuestro cuerpo, nuestra edad, nuestra ocupación, nuestros valores, entre otros factores.

La apariencia personal le dice al mundo quiénes somos; el asesoramiento de imagen se encarga de que exista congruencia entre lo que la persona dice, lo que hace y lo que transmite su apariencia.  Un buen asesoramiento hará que la persona se sienta segura de sí misma, porque al terminar las sesiones, habrá armonía en estos tres aspectos mencionados.

asesoramiento de imagen asesoramiento de imagen personal

Imagen personal, ¿una cuestión de actitud?

Imagen personal, ¿una cuestión de actitud?

¿Cuántas mujeres están satisfechas con su imagen personal? ¿Cuántas se sienten lindas?

Durante 2015 la empresa Dove hizo un experimento donde colocó dos carteles en centros comerciales con dos puertas o accesos, en varias ciudades del mundo, como Shanghai, Londres, San Francisco y Sao Paulo. Cada mujer debía decidir por cuál puerta entrar, la del cartel que decía “normal” o la del cartel que decía “hermosa”.

El 96% de las mujeres no eligió la segunda puerta; la mayoría no se sentía linda!

Con situaciones como éstas, vemos que la mayoría de las mujeres se comparan con las modelos o actrices que lucen perfectas en las tapas de las revistas o en las publicidades, olvidando algo tan básico como que esas fotos están sometidas a sesiones de photoshop.

photoshop

Ser linda no tiene nada que ver con ser perfecta. La perfección física existe solamente en las manos de los diseñadores habilidosos, y no nos referimos a aquellos que en su afán de borrar rollitos o afinar cinturas, hasta borran los ombligos de las modelos!

Sentirse segura y con confianza nos hace hermosas. Cada mujer tiene su propia belleza, cada una tiene aspectos que puede resaltar y proyectar una imagen personal positiva, de acuerdo a sus características propias. Por eso es importante que entendamos que para tener una buena presencia, una buena imagen, no hay que ser extremadamente delgada ni joven; hay que conocer cuál es nuestro aspecto corporal, entender cómo podemos mejorarlo, cómo podemos destacar nuestros puntos fuertes, para poder luego resaltar lo  mejor de cada una y transmitir esa seguridad y confianza en nuestra vida.

Al tener una buena imagen personal, y ser consciente de ello, nuestra autoestima aumenta y proyectamos una actitud de satisfacción con nosotras mismas.

Cada edad tiene su encanto, y cada persona tiene sus características que la hacen única e irrepetible.

Imagen Personal: ¿cómo influyen nuestras fotos y selfies?

Imagen Personal: ¿cómo influyen nuestras fotos y selfies?

¿Quién no soñó alguna vez con ser la heroína que nos muestran en las películas de acción?

¿Quién no soñó alguna vez con tener un cuerpo espectacular, bien formado y esbelto?

¿O simplemente poder usar ciertas prendas para parecernos a la chica que nos inspira con su estilo?

Todo esto alguna vez nos pasó, ¡seguramente!

Y no está mal querer parecerse a la chica invencible. Ni fantasear con tener a todos los chicos lindos a nuestros pies…

Pero ¿qué pasa cuando sin querer estamos proyectando una imagen de “chica felina”, tipo Gatúbela, y después nos molestamos cuando nos llegan mensajes indeseados por Facebook o Twitter, o a través de cualquier red social en la que interactuamos con otras personas, y nuestras fotos están expuestas? Y no hablamos solo de un álbum privado sino simplemente de la foto de perfil…ésa que en pocos segundos habla de nosotras y transmite parte de nuestra identidad, de nuestra forma de ser y de nuestra forma de comunicarnos con los demás.

Más importante aún es cuando esas fotos “felinas” las usamos como perfil en redes sociales laborales, como Linkedin, que es la más conocida.

Así como nuestra vestimenta, nuestros gestos, nuestra forma de hablar, de mirar, etc. hablan de nosotros, la foto lo hace en sólo un instante, es verla e imaginarse cómo es esa persona. Como no tenemos la oportunidad de hablar con dicha persona y ver qué piensa, cómo se desenvuelve, nos quedamos con la primera impresión virtual.

Y si esa primera impresión que generamos no dice quiénes somos realmente, entonces estamos proyectando una imagen que no queremos, no es la imagen personal deseada.

Tengamos cuidado al elegir en qué redes sociales nos mostramos y de qué manera. Y recordemos que la primera impresión, si es negativa, es muy difícil de revertir. Mucho más cuidadosos debemos ser si estamos buscando empleo, ya que la empresa a la que aspiramos ingresar puede ver nuestros perfiles, leer lo que publicamos y dejarnos fuera del proceso de selección, sin siquiera darnos la oportunidad de una primera entrevista.

Te aconsejamos entonces que hagas un análisis de las fotos que publicás antes de que te perjudiquen…

Usemos las redes sociales a conciencia y evitemos proyectar una imagen personal que no queremos: cuidemos también nuestra reputación online.

gatubela

                                                                                  Gatúbela sabía muy bien qué imagen personal quería transmitir!

Qué es el Remarketing?

Qué es el Remarketing?

Muchas veces visitamos un sitio web buscando un producto, y luego, mientras navegamos en internet, vemos banners publicitarios acerca de dichos productos. Eso es remarketing.

El retargeting es una técnica de marketing digital que permite a las marcas volver a conectarse con quienes visitaron su sitio web.

Se trata de mantener el posicionamiento y los puntos de contacto con quienes previamente interactuaron con nuestra marca, usuarios que mostraron un interés en lo nosotros ofrecemos. Es recordarles que nuestra marca está presente, para atraerlos nuevamente a nuestro sitio web y lograr finalmente una conversión (una acción esperada por nosotros). Es una herramienta poderosa!

El remarketing nos ofrece la posibilidad de crear diferentes listas de usuarios a quienes volver a contactar mediante la publicidad online, pueden ser usuarios que abandonaron el carrito de compras, que realizaron una compra, que ingresaron a determinada página,  que no ingresaron a una página específica, etc.

Esta técnica funciona gracias a las cookies (una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera de poder ofrecerle  contenido apropiado según sus hábitos en internet).

Cuanto mayor sea el tráfico hacia nuestro website, más extensas serán nuestras listas. Por eso, deberemos asegurarnos de que  nuestro sitio web esté bien estructurado, optimizado para facilitar la aparición en resultados de búsquedas orgánicas -gratis- en los motores de búsqueda (SEO), realizar publicidad en buscadores (SEM), y generar contenido interesante que atraiga a los navegantes digitales (Marketing de Contenidos).

Una estrategia de marketing efectiva asigna un papel sinérgico a diversas técnicas: SEO, SEM, Remarketing y Marketing de Contenidos (base del Inbound Marketing), para incrementar las conversiones en el sitio web.

Cómo funciona la Publicidad en Facebook?

Cómo funciona la Publicidad en Facebook?

Hoy en día se calcula que más de 1.700 millones de personas utilizan Facebook al mes. Es la red con mayor cantidad de usuarios mundiales, y por eso, se transforma en un medio interesante para pautar! Pero cómo funciona la publicidad en Facebook?

Antes de responder a esta pregunta, veamos primero por qué es importante hacer publicidad en esta plataforma social. Utilizamos Facebook por muchos motivos, buscamos contenido que responda a diversos intereses personales. En ese momento, al estar sumergidos en ese mundo, nos encontramos predispuestos a recibir sugerencias que respondan a nuestras inquietudes, ya sea publicaciones patrocinadas de perfiles de empresas a los que seguimos, páginas nuevas sugeridas, publicidades de sitios webs  que visitamos previamente, publicidades de tiendas cerca de un área determinada, etc.

Detrás de cada recomendación que la plataforma nos hace, a través de la publicidad, existe una ingeniería de datos; datos que nosotros le dimos previamente a Facebook y que los anunciantes seleccionan dentro de sus estrategias y campañas de marketing.  Hablamos de datos demográficos, comportamientos e información personal.

¿Cómo sucede eso? Cada vez que navegamos en Facebook dando un Like o compartiendo un post, actualizando nuestro estado, reaccionando a fotografías, estamos brindándole información a Facebook para que pueda clasificarnos en diversos segmentos (grupos de personas con características y necesidades similares). Al hacer publicidad en Facebook las marcas segmentan a su público, eligen a qué porción del mercado van a dirigir sus comunicaciones, segmentos dentro de los cuales nosotros, los usuarios, nos encontramos clasificados.

Y esto es así porque, con la evolución del marketing, se comprendió que estrategias como: “Quiero llegar a todo el mundo” no arrojan resultados eficaces. Quien quiere llegar a todo el mundo, termina no captando la atención de nadie…

Entonces, conociendo este funcionamiento de Facebook, la pregunta siguiente es: ¿cómo hacer publicidad en Facebook? Responderemos que dicho proceso conlleva los siguientes pasos:

  • conocer los objetivos que tenemos con la publicidad (promocionar una publicación o una fanpage, aumentar el alcance, aumentar conversiones en el sitio web, promocionar un catálogo de productos, etc)
  • definir elsegmento (porción del mercado) al que nos interesa atraer, para luego convertirlos en leads
  • contar con publicidades que le hablen a ese público de la forma y el formato que le gusta, ofrecer contenido que le resulte interesante
  • administrar el presupuesto, que siempre tendrá un costo menor que los medios tradicionales
  • medir los resultados, para continuar o incrementar las tácticas que permiten alcanzar el retorno buscado y modificar aquello que no logra los resultados esperados

¿Cuándo funciona la publicidad en Facebook? Cuando responde a los objetivos de marketing planteados.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad, y si necesitás ayuda para hacer publicidad en Facebook, no dudes en contactarte con nosotros.

Estrategia de marketing: ¿es realmente necesaria?

Estrategia de marketing: ¿es realmente necesaria?

Muchas empresas carecen de una estrategia de marketing al momento de decidir qué acciones implementarán para incrementar sus ventas.  Esto suele traducirse en acciones dispersas, poca coordinación entre ellas, con objetivos diversos o confusos (cuando existen) y resultados difícilmente medibles, sin poder identificar incluso qué acción fue la más eficaz, aquella que en el futuro sería interesante replicar, en condiciones similares.

Una estrategia de marketing es la guía que orienta las diversas campañas y acciones con un sentido claro y concreto; es el lineamiento que cada miembro de la organización involucrado en el proceso comercial, sea directa o indirectamente, debe conocer, interactuando en coordinación con el resto de las áreas.  Y esto es así, porque,  para que una empresa venda, existen diversas áreas y fases intervinientes: hay que llegar al mercado meta con los productos o servicios correctos, definir un posicionamiento deseado para la marca, atraer clientes nuevos que respondan al target definido, lograr ventas, fidelizar clientes activos,  etc.

Se trata de definir prioridades, establecer objetivos  y los medios mediante los cuales se los alcanzará. 

Para ejemplificar brevemente este concepto,  supongamos que en la empresa se define que el lanzamiento del nuevo modelo de impresora es lo prioritario para el primer trimestre del año. Esto, por sí sólo, no es una definición de estrategia de marketing.  Como vimos previamente, para establecer una estrategia de marketing hay que pensar en diversas variables y trabajar sobre el mix de marketing (producto, precio, comunicación, distribución).  Este proceso nos ayudará a entender hacia dónde queremos ir y con qué tácticas. Nos ayudará a pensar, por ejemplo, a qué tipo de clientes queremos llegar, cuáles serán las políticas de descuentos, si habrá o no productos en demo, cuáles serán las ventajas a comunicar en las publicidades del lanzamiento, el material POP a distribuir en centros de ventas, etc.

En resumen,  contar con una estrategia de marketing es fundamental para saber hacia dónde se dirige la empresa y cómo va a llegar a los objetivos comerciales planteados.

Si necesitas ayuda para establecer una estrategia de marketing, no dudes en contactarnos.

Razones para invertir en Redes Sociales

Razones para invertir en Redes Sociales

Las redes sociales atraen a todo tipo de público porque son el espacio virtual donde se puede interactuar con otros. Y esto es lo básico que deben comprender las marcas. Ellas abren las fanpages o perfiles, pero no son dueñas de la comunidad que vaya formándose alrededor de ellas. Las marcas son invitadas, se les ofrece la posibilidad de tener una presencia en los momentos libres con los que cuentan los usuarios, aquellos en los cuales recurren a las redes sociales para satisfacer alguna necesidad, ya sea relacionarse con amigos, informarse sobre la actualidad, conocer tendencias en el sector al cual se pertenece, entretenerse, etc.

Cada red social tiene sus propias reglas de juego, sus tipos de contenido y formatos preferidos, y todas, como vimos previamente, responden a diversos propósitos.

Es así que, por ejemplo, las marcas no deberían ofrecer  en Facebook el mismo posteo que en Linkedin. Esto parece un ahorro de tiempo pero es una tacañería en la relación que puede desarrollarse con los seguidores en sus perfiles digitales, fundamentalmente cuando lo realizan marcas que podrían generar contenido de calidad y variado, respondiendo a los intereses en común con su comunidad.  Si los seguidores invierten parte de su  tiempo en seguir a una marca en las redes, es porque creen que tiene algo interesante que decir, que mostrar, que compartir con ellos; creen, en definitiva, que a la marca le importa conocer sus opiniones, interactuar y conocerlos.

Las redes sociales son el espacio  donde los clientes están dispuestos a ceder parte de su tiempo para escuchar a las marcas.

Por eso, una marca que posea redes sociales, debe invertir tiempo y recursos,  ofrecer contenido de calidad, con una estrategia que coordine las campañas y posteos. Si no cuenta con el personal idóneo para manejar correctamente sus perfiles, debe invertir en un social media manager  o en un community manager, que son los profesionales indicados para guiar las acciones y ser el nexo adecuado con la comunidad.

Las redes sociales, en el siglo XXI, no son un gasto, son una inversión más dentro del plan integral de marketing y comunicación en las empresas que quieren triunfar en sus mercados, sin importar si se trata de grandes organizaciones o pequeñas empresas.

Si necesitás ayuda para gestionar tus redes, no dudes en contactarte con nosotras.

Por qué tener un Blog Corporativo?

Por qué tener un Blog Corporativo?

Un blog es una herramienta  digital imprescindible en toda estrategia de comunicación corporativa. En él la organización vuelca  los contenidos que le permiten posicionarse en el mercado como referente de determinados temas.

El blog es un espacio editorial que debe actualizarse en forma periódica, por ello, la información debe estar siempre actualizada. Es importante que el material posea  un estilo de redacción acorde a la identidad corporativa, cuya presentación sea amena, de fácil lectura para su público objetivo y, a la vez, presente una estructura adecuada, que permita una correcta interpretación por parte de los buscadores online (Google, Bing, Yahoo, etc), y una buena posición en los resultados de búsqueda orgánicos (SEO).

Los diversos artículos que se escriban en el blog deben aportar contenido  de valor, es decir, deben ser relevantes para resolver diversas dudas que presenten los usuarios/lectores, en ciertas temáticas. ¿Esto significa que hay que ofrecer literalmente todo el know how que poseen los especialistas de la empresa? No; se trata de demostrar que los profesionales y especialistas que trabajan en ella tienen los conocimientos necesarios para responder a las necesidades, y poseen la capacidad de superar las expectativas de los clientes, adelantándose incluso a las posibles consultas.

Tratando problemas -comunes o específicos- en el área o la industria donde se desarrolla la empresa, donde se encuentra su core business, el blog atrae tráfico de posibles leads al sitio web institucional, aquellas sobre las cuales podrán desarrollarse futuras acciones de generación de demanda.

Diversas agencias miden la eficacia de la presencia de un blog en las ventas; y todas coinciden en porcentajes superiores al 70% de retorno de la inversión para las empresas que los incluyen dentro de la estrategia integral de marketing.

En resumen, un blog corporativo es una herramienta que le permite a la marca posicionarse como referente, ofrecer un canal de comunicación, fidelizando a clientes reales y atrayendo a clientes potenciales.

¿Por qué tu sitio web tiene que adaptarse a dispositivos móviles?

¿Por qué tu sitio web tiene que adaptarse a dispositivos móviles?

Hoy en día, la mayoría de la gente pasa gran parte del tiempo navegando por la red desde su celular o tablet. Y esta tendencia se materializa en diversas acciones, ya sea distraerse en las redes sociales, mantenerse informado, contestar mails, o realizar búsquedas antes de decidir una compra, explorando sitios web.  Es común ver que, incluso en el punto de venta, un usuario compare el precio o la prestación de un producto con el que ofrece la competencia en forma online.

En cualquiera de estos casos, es muy frustrante acceder a un sitio web que no puede leerse o verse correctamente desde un dispositivo móvil; y esto ocurre porque, al ser diseñados, no fueron pensados para este tipo de comportamiento de los consumidores. Surgen entonces diversos tipos de problemas con el que los usuarios se encuentran: una navegación complicada, información de difícil acceso,  una respuesta del hosting demasiado lenta, palabras e imágenes demasiado pequeñas,  botones demasiado juntos, como pensados para dedos de duendes,  datos de contacto escondidos … y, ante cualquiera de estos obstáculos, la reacción del posible comprador será siempre la misma: huir del sitio web en cuestión.

En esos pocos segundos con los que contamos para captar la atención del cliente potencial, es imperativo que nuestro website le ofrezca la mejor experiencia. Por eso, debe contar con un diseño responsive, es decir, desarrollado para una navegación móvil amigable y eficaz.

Nuestro website es nuestra carta de presentación digital, por eso, merece que invirtamos en él los recursos necesarios para que nos ayude a atraer visitas y generar las leads que buscamos obtener, sean  ventas, solicitudes de cotización, suscripciones a newsletters, descargas o consultas.

Por eso, toda empresa o emprendimiento que quiera triunfar en los negocios, tiene que saber adaptarse y dejar atrás herramientas que, con el tiempo, se transforman en obsoletas…y contar, entre otras cosas, con programadores o diseñadores -internos o externos- que se actualicen constantemente en su profesión para poder responder a los requerimientos que las nuevas plataformas y dispositivos de los clientes exigen a las marcas, en cada interacción digital.