Adwords: ¿para qué sirve y cómo funciona?

Adwords es el método que ofrece el buscador Google para realizar publicidad paga. En este artículo, vamos a concentrarnos en los anuncios que aparecen en los resultados de búsqueda.

¿Es necesario invertir en publicidad para que tu público objetivo, aquél a quien querés llegar,  conozca tus productos o servicios?  Una primera respuesta es sí, sobre todo si querés llegar a él en forma rápida.

Algunos clientes nos dicen: tenemos un website. Y creen que con ésto ya es suficiente. Sin embargo, tener un site del que no hacés publicidad es como tener un cuadro colgado en una habitación cerrada y esperar que tus amigos o conocidos te comenten sobre él. Difícil, ¿verdad? Así como con el cuadro,  para que tus clientes potenciales  puedan interesarse en tus servicios o productos, deben conocerlos. Adwords es  la forma en que los das a conocer en forma digital.

Entonces, Adwords sirve para darte a conocer en el mercado, captar interés, generar demanda.

¿Cómo funciona?

Cada palabra clave tiene un costo, se paga por click obtenido en el anuncio; click que genera un tráfico a tu website. Pero no se trata sólo de cuánto estés dispuesto a ofrecer por palabra clave, se trata también del nivel de relevancia que tenga ella, el anuncio y tu website para la búsqueda que realiza el usuario en Google. La relevancia es la coherencia entre lo que busca el usuario y los resultados que aparecerán. Por ejemplo, si tu empresa o emprendimiento vende muebles de oficina, no debería interesarte aparecer en resultados de búsquedas de muebles de jardín. Trabajar sobre las palabras claves que apliquen correctamente es el primer paso para no malgastar tu inversión diaria en publicidad, y ganar confianza en el público que llegue a tu website.

En Adwords, no se trata de pagar una fortuna; se trata de configurar y pensar correctamente tu campaña para que tus anuncios obtengan un buen lugar en los resultados de búsquedas, y los usuarios que lleguen a tu vidriera online sean los que hayan demostrado interés en el tipo de producto o servicio que ofrecés.